Las squats o sentadillas son conocidas por ser un ejercicio para reafirmar los músculos de los glúteos.

Este movimiento comienza con el individuo totalmente erguido se flexionan cadera, rodillas y tobillos hasta alcanzar la profundidad deseada y se retorna el movimiento. Trabajan músculos desde el cuádriceps, extensores de la cadera, aductores, abductores, Isquiotibiperoneos, pasando por músculos abdominales, erectores espinales, romboides, trapecios….